conclusiones

El desconocimiento sistemático de la normatividad ambiental y ausencia de las autoridades ambientales que dan muestra de su incapacidad o falta de voluntad para cumplir su función de control. Las autoridades gubernamentales ni se ocupan del asunto, afirman que no es de su competencia.

 

Estamos ante una situación particularmente grave pues es el mismo Estado, en el caso de la obra mencionada, el que viola normas legales cuando, por el contrario, es de su esencia el cumplimiento de la Ley y la vigilancia para que la misma se cumpla. Estamos ante acciones que deslegitiman al Estado y propician el permanente deterioro ambiental.

 

El Sistema Nacional de Planeación Participativa debe asumir líneas de trabajo más definidas en lo ambiental y promover un estudio particular sobre las Licencias Ambientales, su reglamentación, y la manera como son manejadas por el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s